La psicología detrás del cambio de comportamiento: ¿por qué fallan los propósitos de Año Nuevo?

The Psychology Behind Behaviour Change Why Do New Year’s Resolutions Fail
Author: Claudia M. Elsig, MD

Hacer un propósito de Año Nuevo es un ritual para muchos. Pero, ¿con qué frecuencia nos prometemos un nuevo régimen en Año Nuevo solo para descubrir que caemos en el primer obstáculo? Sorprendentemente, el ochenta por ciento de las personas fracasan en sus propósitos de Año Nuevo, abandonándolos para mediados de febrero.1 Un informe de Time indica que solo el 8 por ciento de las personas se mantienen fieles a sus resoluciones durante todo el año.2

Ya sea que se elijan propósitos para lograr un logro personal, como perder peso, dejar el alcohol, ponerse en forma o cambiar un rasgo o comportamiento no deseado, quizás para resolver una relación problemática o alcanzar una meta empresarial, ¿por qué no somos más exitosos en llevar a cabo el cambio?

Este blog examina la psicología detrás del cambio de comportamiento para arrojar luz sobre por qué tantos propósitos de Año Nuevo fallan.

¿Por qué hacemos propósitos de Año Nuevo?

La tradición de hacer propósitos de Año Nuevo se remonta a la antigüedad. Hace cuatro mil años, los babilonios hacían promesas para demostrarle a los dioses que estaban con ellos.3 Algo parecido a lo que se llevaba a cabo en la antigua Roma.

Hace mucho tiempo, las celebraciones de Año Nuevo estaban arraigadas en la espiritualidad. Para los cristianos, el primer día del año se convertía en un momento de reflexión y resolución para mejorar en el futuro.

Hoy en día, los propósitos de Año Nuevo van más allá de la religión. Muchas personas se hacen promesas a sí mismas, generalmente para mejorar o para dejar un hábito poco saludable. El Año Nuevo sigue simbolizando una oportunidad para un nuevo comienzo.

¿Qué es el cambio de comportamiento?

El cambio de comportamiento implica modificar hábitos a largo plazo. Los objetivos para el cambio de comportamiento suelen ser cosas como comer más saludablemente, reducir el consumo de alcohol, dejar de fumar, hacer ejercicio regularmente, practicar sexo seguro y mejorar el bienestar general.

Cambiar el comportamiento implica modificar acciones, actitudes y hábitos. Hacer un cambio de comportamiento significativo, como superar una adicción, requiere una cantidad sustancial de tiempo y esfuerzo, así como el apoyo profesional adecuado.

¿Por qué es tan difícil cambiar el comportamiento?

Para empezar, es esencial entender que el cambio de comportamiento no es un proceso lineal y sencillo. El cambio de comportamiento es complejo porque una persona tiene que cortar un hábito que tiene, mientras que también tiene que sustituirlo por algo que aún no es un hábito. Algo tan simple como beber un vaso más de agua cada día puede tardar un promedio de dos meses en convertirse en un comportamiento consistente y habitual.4

Cuando los comportamientos están tan arraigados, se convierten en hábitos que se realizan automáticamente sin pensar. Esto plantea un desafío significativo al intentar cambiar esos comportamientos porque se involucra el subconsciente.

Hay muchos elementos involucrados en el cambio de comportamiento. No todo se basa en la intención. Un aspecto clave de los comportamientos es nuestro entorno, por lo que intentar cambiar un comportamiento sin cambiar el entorno puede hacerlo increíblemente difícil. Como, por ejemplo, intentar dejar de beber alcohol pero seguir reuniéndose con amigos en un bar.

El autosabotaje psicológico también puede impedir el cambio. Puede haber un sentido preconcebido de desesperanza. Los pensamientos intrusivos de una persona pueden decir cosas como “nunca podré perder peso” o “no puedo dejar de fumar”. Incluso cuando los individuos saben que el cambio de comportamiento les beneficiará, pueden tener dificultades para llevar a cabo dicho cambio.

No mantener la motivación al cambiar el comportamiento también puede hacer que algunas personas fallen en su intento. Se necesita mucho autocontrol para no ceder. Aquí es donde el apoyo externo de otras personas puede ayudar. Alcohólicos Anónimos es un ejemplo de un grupo de apoyo que puede ayudar a las personas a alejarse de la tentación.

No es suficiente decidir cambiar el comportamiento y ponerlo en práctica. El nuevo hábito deseado debe llevarse a cabo de forma permanente en el tiempo para que se asiente. Hay imprevistos que pueden hacer que nos desviemos del camino hacia el objetivo, por lo que es importante estar preparados, conocer los posibles obstáculos, y no rendirse a pesar de que haya posibles recaídas.

De cara al éxito, es muy importante que las metas sean realistas y los cambios, paulatinos. Es mucho más difícil encarar un cambio brusco que una serie de cambios progresivos.

Teorías del cambio de comportamiento

Hay varias teorías en el campo de la psicología sobre el cambio de comportamiento. Algunos de estos pueden ser:

  • La teoría del comportamiento planificado/acción razonada
  • Teoría cognitiva social
  • El modelo transteórico
  • Modelo de información, motivación y habilidades conductuales
  • Rueda de cambio de comportamiento y modelo COM-B
  • Teoría CEOS

La teoría del comportamiento planificado/acción razonada, desarrollada por Martin Fishbein e Icek Ajzen en la década de 1970, respalda la idea de que cuanto más positiva es una persona acerca de cambiar su comportamiento, o más fuerte es su intención, más probable es que logre un cambio a largo plazo con éxito.5

La teoría cognitiva social (SCT), desarrollada por Albert Bandura en 1986, sostiene que muchos comportamientos se aprenden observando a otros en un entorno social (modelado). Las recompensas y castigos refuerzan o reducen la probabilidad de comportamientos. Los entornos sociales inhiben o fomentan las acciones. Bandura también descubrió que las creencias de las personas sobre sus capacidades afectaban los resultados.6

El modelo transteórico fue desarrollado en la década de 1970 por James Prochaska y Carlo DiClemente. Ellos sugirieron que “el cambio de comportamiento relacionado con la salud implica un progreso a través de seis etapas… precontemplación, contemplación, preparación, acción, mantenimiento y terminación.”7

El modelo plantea que las personas, además de actuar, también deben querer el cambio, y prepararse para este. Quizás podamos ver por qué tantos propósitos de Año Nuevo fallan usando esta teoría. Suele pasar que las personas hacen propósitos de Año Nuevo solo unas semanas o incluso días antes del 1 de enero. No hay tiempo para las etapas de precontemplación, contemplación o preparación. La idea de cambiar un comportamiento necesita tiempo para desarrollarse así como también se necesita un plan para superar los obstáculos o tentaciones.

El modelo de información, motivación y habilidades conductuales fue desarrollado en 1992 por Jeffrey D. Fisher y William A. Fisher mientras buscaban entender el mecanismo detrás del cambio de los comportamientos de riesgo asociados a la trasmisión de VIH. El modelo afirma que el nivel de información con la que cuenta la persona, sus motivaciones y sus habilidades conductuales son determinantes fundamentales de estos comportamientos.8

La rueda de cambio de comportamiento y el modelo COM-B, desarrollados en 2011 por Susan Michie, Maartje M van Stralen y Robert West, combinan diferentes marcos de cambio de comportamiento. La teoría se basa en la idea de que el comportamiento ocurre como una interacción entre capacidad, oportunidad y motivación.9

La Teoría CEOS es otro modelo que nos ayuda a entender por qué el cambio de comportamiento es desafiante. CEOS es un acrónimo de Context, Executive and Operational Systems theory, traducido al español como Teoría de los Sistemas Contextuales, Ejecutivos y Operacionales. Reconoce sistemas de control jerárquicos dentro de la función humana y proporciona un modelo para comprender por qué algunos cambios de comportamiento son más difíciles de mantener.

La teoría CEOS trabaja sobre el concepto de que hay influencias conscientes e inconscientes en el comportamiento y que dos procesos o sistemas competidores en el funcionamiento humano generan comportamientos.10

Las complejidades teóricas del cambio de comportamiento

La gran cantidad de teorías sobre el cambio de comportamiento ilustra la complejidad de este campo. Muchos factores afectan el comportamiento de un individuo, incluyendo el hogar, la sociedad y la cultura.

A menudo, los contratiempos son parte del cambio de comportamiento, pero la forma en que se gestionan según las teorías puede influir en los resultados a largo plazo.

Por ejemplo, la investigación sobre el cese del tabaquismo descubrió que los individuos que dejaron de fumar necesitaron varios intentos para dejarlo definitivamente. Según el modelo transteórico, la recaída es parte del proceso de cambio y se ve como una oportunidad para desarrollar flexibilidad, auto-compasión y curiosidad.11

Enfermedad mental y cambio de comportamiento

Las enfermedades mentales afectan a cómo una persona siente, piensa y se comporta. En muchos casos, las personas con enfermedades mentales experimentan incidentes de comportamiento complejos y tienen que enfrentarse a grandes barreras en los procesos de cambio de comportamiento. El cambio es un proceso complicado y las resoluciones fallidas pueden empeorar la salud mental, aumentando los sentimientos de fracaso e inutilidad.

El tratamiento de enfermedades crónicas, como la adicción, implica cambiar comportamientos profundamente arraigados. La adicción es un trastorno mental grave y ocurre frecuentemente junto con otras enfermedades mentales, como el trastorno de estrés postraumático y los trastornos afectivos.

Dado que los problemas de salud mental son comúnmente experimentados, las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud revelan que en 2022, uno de cada ocho personas en el mundo vive con un trastorno mental. La organización benéfica de salud mental MIND informa de que uno de cada cuatro personas experimenta algún tipo de problema de salud mental cada año en Inglaterra. Por tanto, esto también puede contribuir a que, año a año, haya tantas personas que fracasan en sus propósitos de Año Nuevo.

CALDA: su camino personalizado hacia la libertad

Tratamientos especializados, como los programas de rehabilitación ofrecidos en CALDA, son necesarios para corregir desequilibrios de la salud física y abordar disfunciones psicológicas complejas.

Los programas personalizados de CALDA están diseñados para crear un cambio de comportamiento duradero. Ayudamos a establecer objetivos y empoderamos a los individuos para dominar técnicas que les permitan reconocer y cambiar comportamientos arraigados.

Una de las formas más efectivas de efectuar un cambio de comportamiento es a través de un tipo específico de terapia, conocida como terapia cognitivo conductual (TCC). La TCC ayuda a cambiar las asociaciones con comportamientos no saludables y reemplazarlos.

En CALDA, los individuos son apoyados por un amplio abanico de terapias holísticas para el cuerpo y la mente para facilitar el desarrollo de una mentalidad para el cambio y el bienestar psicológico.

Si desea saber más sobre cómo nuestros programas pueden apoyar el cambio de comportamiento, por favor póngase en contacto con nosotros. Nuestra Directora Médica, la Dra. Claudia M. Elsig, explicará a fondo el proceso. Ofrecemos total discreción y privacidad.

Referencias/fuentes:

  1. Haworth, J. 7 de enero de 2023. ¿Luchas para mantener tus propósitos de Año Nuevo? abcNEWS [Accedido en línea el 4 de enero de 2024].
  2. Van Bavel J & Packer D. 29 de diciembre de 2022. ¿Cansado de fracasar en tus propósitos de Año Nuevo? Hay una mejor manera. Time [Accedido en línea el 5 de enero de 2024].
  3. Pruitt, S. 19 de diciembre de 2023. La historia de los propósitos de Año Nuevo. History.com [Accedido en línea el 8 de enero de 2024].
  4. Call, M. 31 de enero de 2022. ¿Por qué es tan difícil el cambio de comportamiento? Universidad de Utah. [Accedido en línea el 8 de enero de 2024].
  5. Science Direct. Teoría de la Acción Razonada. [Accedido en línea el 9 de enero de 2024].
  6. Wayne W & LaMorte, MD. 3 de noviembre de 2022. La Teoría Cognitiva Social. Escuela de Salud Pública de la Universidad de Boston. [Accedido en línea: 09 de enero de 2024].
  7. Prochaska JO & Velicer WF. Sep-Oct 1997. El modelo transteórico de cambio de comportamiento en salud. Am J Health Promot. 12(1):38-48.
  8. Fisher, J et al. 24 de diciembre de 2009. El Modelo de Información-Motivación-Habilidades Conductuales: Un Enfoque General Psicosocial para Entender y Promover el Comportamiento Saludable. En el libro: Fundamentos psicosociales de la salud y la enfermedad. (pp.82 – 106).
  9. Michie, S et al. Abril de 2011. La Rueda de Cambio de Comportamiento: un nuevo método para caracterizar y diseñar intervenciones de cambio de comportamiento. [Accedido en línea el 09 de enero de 2024].
  10. Borland, R. 07 de diciembre de 2016. Teoría CEOS: Un Enfoque Integral para Entender el Cambio de Comportamiento Difícil de Mantener. [Accedido en línea el 09 de enero de 2024].
  11. Call, M. 31 de enero de 2022. ¿Por qué es tan difícil el cambio de comportamiento? Comunidad de Aprendizaje Acelerado, Universidad de Utah. [Accedido en línea el 09 de enero de 2024].