Las consecuencias físicas de ocultar las emociones

The Physical Consequences of Burying Emotions
Author: Claudia M. Elsig, MD

Omitir las emociones puede poner su salud en riesgo

Las emociones desempeñan un papel fundamental en nuestro bienestar general. Sin embargo, muchos de nosotros somos culpables de enterrar esas emociones en lo más profundo de nuestro ser. Es un mecanismo de supervivencia que adoptamos cuando nos enfrentamos a sentimientos abrumadores, estrés o traumas. Pero de lo que quizá no nos demos cuenta es de que enterrar esas emociones puede tener consecuencias profundas y a menudo ignoradas sobre nuestra salud física. 

Si examinamos meticulosamente el delicado equilibrio entre el yo emocional y físico, podremos ver la importancia de reconocer y asimilar nuestras emociones enterradas, del mismo modo que lo es expresarlas de forma sana.

Las emociones y la conexión entre mente y cuerpo

¿Las emociones pueden hacer que enfermemos? Hasta la fecha, no se ha demostrado que las emociones enterradas provoquen enfermedades. Por ejemplo, la depresión no provoca cáncer y la ira reprimida no da fiebre. Sin embargo, existen vínculos claros entre la represión emocional y la disminución del sistema inmunitario, lo cual puede provocar enfermedades y empeorar los síntomas de muchas de ellas.1

Una investigación de la Asociación Americana de Psicología ha descubierto que “es el estrés psicológico, y no el fisiológico, el que activa la respuesta al estrés de forma suficientemente crónica como para tener consecuencias en la enfermedad. El poder que tienen los estados psicológicos para llegar a alterar la fisiología relacionada con el estrés pone en evidencia que el pensamiento y las emociones pueden llegar a enfermarnos”.2

La respuesta del estrés y las emociones ocultas

La respuesta al estrés del cuerpo humano está diseñada para ayudarnos a afrontar amenazas y desafíos. Cuando estamos ante una situación estresante, ya sea física, emocional o psicológica, se desencadena la respuesta de “lucha o huida” en nuestro cuerpo. Esta respuesta libera hormonas del estrés, llenando nuestro cuerpo de cortisol y adrenalina, preparándonos para afrontar (lucha) la amenaza percibida o escapar (huida) de ella. Aunque la respuesta de “lucha o huida” es muy útil en situaciones de emergencia, el problema está en cuando esta respuesta se activa continuamente debido a emociones reprimidas.

Cuando enterramos nuestras emociones, hacemos, sin darnos cuenta, que nuestra respuesta al estrés esté activada de forma crónica. La agitación emocional no resuelta se convierte en un factor de estrés persistente, y nuestro cuerpo se mantiene en alerta máxima todo el tiempo. Este estrés continuo puede provocar una amplia gama de problemas de salud física.

El doctor Dan Brennan explica que “la salud emocional y mental en general está directamente relacionada con la salud física. La ira reprimida u otras emociones negativas pueden estar vinculadas a un mayor riesgo de padecer hipertensión, enfermedades cardíacas, infecciones y dolor generalizado”.3

El impacto en el sistema inmune

Nuestro sistema inmunitario nos defiende contra virus, bacterias y otros invasores. Sin embargo, se suele subestimar la gran influencia que tiene nuestro bienestar emocional en su funcionamiento. La represión emocional puede acabar debilitando las defensas de nuestro sistema inmunitario, con las consecuencias físicas que ello conlleva.4

Con el tiempo, estas emociones enterradas pueden volverse crónicas, dando lugar a respuestas de estrés duraderas. Cuando el cuerpo se encuentra en un estado constante de estrés, libera un exceso de cortisol, la hormona del estrés, la cual, con el tiempo, puede dificultar la actividad de las células inmunitarias y mermar la capacidad de nuestro organismo para combatir las enfermedades. La angustia emocional crónica, frecuentemente asociada a la represión de los sentimientos, se ha relacionado con una mayor vulnerabilidad a las infecciones y un retraso en la curación. Por otro lado, el bienestar emocional positivo, incluidas la expresión y el procesamiento de las emociones, puede mejorar las respuestas inmunitarias.5

Los síntomas psicosomáticos y el ocultar emociones

La mente y el cuerpo comparten una conexión intrínseca que se hace patente cuando las emociones no expresadas afectan a nuestro bienestar físico. Las emociones reprimidas pueden actuar como causas silenciosas de síntomas psicosomáticos, en los que el malestar emocional se manifiesta como dolencias físicas reales. Por ejemplo, la ansiedad crónica, el duelo no resuelto o el estrés persistente pueden provocar una serie de enfermedades psicosomáticas como cefaleas tensionales, síndrome del intestino irritable (SII), fibromialgia e incluso trastornos cutáneos como el eccema.6

Existen investigaciones científicas que han aportado pruebas convincentes de que esta conexión y estas afecciones sirven como prueba tangible de la poderosa conexión mente-cuerpo. Comprender el vínculo que hay entre las emociones y la salud física es crucial para tratar eficazmente los síntomas psicosomáticos.

Las enfermedades crónicas y la supresión emocional

Cuando reprimimos constantemente nuestras emociones, nos sometemos a un estado continuo de tensión psicológica y física. Ciertas investigaciones recientes han demostrado las consecuencias que tiene la supresión emocional y la relación de estas con los problemas crónicos de salud. Los estudios del National Institute of Health (Instituto Nacional de Salud de los Estados Unidos) afirman que “la regulación de las emociones, es decir, la experimentación, el procesamiento y la modulación de la respuesta emocional, es necesaria para controlar los factores de estrés emocional comunes en los pacientes con enfermedades crónicas. Las exigencias emocionales, en especial las más abrumadoras, agotan los recursos necesarios para el autocuidado diario de las enfermedades crónicas, lo que conduce a tener mala salud”.7

Estos estudios han demostrado que el malestar emocional sin tratar puede empeorar significativamente el pronóstico de las personas con enfermedades crónicas y subrayan la necesidad de una atención sanitaria holística, haciendo hincapié en la importancia de tratar el bienestar emocional junto con la salud física.

Mecanismos para hacer frente a las emociones y expresar las emociones de forma sana: la importancia del bienestar holístico en la vida

Las emociones, tanto si se entierran como si no, son una parte integral del ser humano. Los mecanismos para hacerles frente de una manera sana pueden proporcionar una manera constructiva de lidiar con dichas emociones, en lugar de seguir enterrándolas y sufrir las consecuencias de ello. Aprender esto nos ayuda a ir a través de los retos que nos poner la vida, y pavimenta el camino hacia nuestro bienestar general.

Pero ¿cómo llegamos a tal punto?

Una de dichas estrategias, es a través del mindfulness basado en la investigación. Esto es el acto de aceptar nuestras emociones sin juzgarlas, fomentando así la autoconciencia y la regulación emocional. Margaret Cullen es profesora certificada de Reducción del Estrés Basada en el Mindfulness y de Terapia Cognitiva Basada en el Mindfulness, y ha podido comprobar que las terapias basadas en el Mindfulness son muy beneficiosas para sus clientes, los cuales padecían enfermedades relacionadas con el estrés. Sus descubrimientos han demostrado que las personas que han tenido terapias basadas en el Mindfulness, tales como “miembros de las Fuerzas Especiales del Ejército de los Estados Unidos, policías veteranos y neurocirujanos” experimentaron “mejor descanso, mayor satisfacción con su trabajo, mayor conexión con sus compañeros y menos dolores de cabeza”. Cullen enseña a sus clientes a dejar que afloren sus emociones más difíciles, como la ira o el miedo, y a experimentarlas de forma cognitiva y visceral, “creando así mayor tolerancia y reduciendo la interferencia con el flujo común de estos fenómenos en constante cambio”.8

Las investigaciones científicas demuestran sistemáticamente los beneficios de estas y otras estrategias, como la terapia, el ejercicio regular, una alimentación sana y equilibrada y dormir las horas de sueño recomendadas.9

Practicar mindfulness, por ejemplo, está conectado con la reducción de los niveles de estrés y la mejora del bienestar emocional. Si se incorporan mecanismos de afrontamiento saludables y se aceptan el expresar las emociones complicadas, es posible alcanzar un estado de bienestar emocional que, a fin de cuentas, conduce a una vida más sana y feliz.

CALDA Clinic le ayudará en lo que necesite

CALDA Clinic está especializada en el tratamiento de los traumas, para ayudar a que llegue hasta sus emociones enterradas, las cuales no le permiten alcanzar su máximo potencial y vivir su vida de la forma más sana. Si usted está experimentando secuelas físicas a causa de las emociones enterradas, es el momento de tratar los problemas de raíz. La regulación emocional efectiva es esencial para afrontar el día a día, y CALDA Clinic puede guiarle en este camino.

CALDA Clinic le ofrece un proceso de sanación en un centro de habilitación privado y de lujo, donde podrá estar seguro de que el tratamiento estará hecho a medida para usted y sus necesidades. Nuestro equipo de psiquiatras, psicólogos y terapistas están aquí para asegurarse de que recibe el mejor de los tratamientos y servicios.

Contáctenos para una llamada sin compromiso para ver cómo podemos ayudarle de la major manera en su camino hacia una vida más sana.

Referencias:

  1. Healthline, Marzo 2020  Let It Out: Dealing with Repressed Emotions. [Online: visitado el 5 Septiembre de 2023]
  2. American Psychological Association, 2007. Stress, Stress-Related Disease, and Emotional Regulation. [Online: visitado el 5 de septiembre de 2023]
  3. Web MD, Octubre 2021 What to Know About Repressed Emotion. [Online: visitado el 5 de septiembre de 2023]
  4. International Journal of Psychotherapy Practice and Research, Febrero 2019. Consequences of Repression of Emotion: Physical Health, Mental Health and General Well Being. [Online: visitado el 5 de septiembre de 2023]
  5. Immunol Allergy Clinic North America, Febrero 2012. The Impact of Psychological Stress on Wound Healing: Methods and Mechanisms. [Online: visitado el 5 de septiembre de 2023]
  6. Psychology Today, Enero 2022 5 Symptoms of Repressed Anger. [Online: visitado el 5 de septiembre de 2023]
  7. Research and Theory for Nursing Practice, Enero 2017. Emotion Regulation in Chronic Disease Populations: An Integrative Review. [Online: visitado el 6 de septiembre de 2023]
  8. Greater Good Magazine of Berkley Edu, Enero 2020 . How to Regulate Your Emotions Without Suppressing Them. [Online: visitado el 6 de septiembre de 2023]
  9. Centers for Disease Control, Noviembre 2021 Coping With Stress. [Online: visitado el 6 de septiembre de 2023]