¿Cuáles son los signos del abuso narcisista y qué se puede hacer al respecto?

Can you see the signs of narcissistic abuse - CALDA Clinic
Author: Claudia M. Elsig, MD

“Los narcisistas y los psicópatas están en todas partes. Son difíciles de detectar y más difíciles de afrontar”.  Son palabras de Sam Vaknin, profesor de psicología, experto en narcisismo y autor de Malignant Self Love: Narcissism Revisited (En español, “Amor propio maligno: El narcisismo revisitado”), el primer libro sobre el abuso narcisista.1

Un narcisista puede ser su vecino, jefe o compañero, o una pareja, padre o hijo difícil. ¿Quizás esté saliendo con un narcisista? Sea quien sea el agresor, las personas que conviven con un narcisista suelen experimentar una vida de soledad, dolor y miedo.

La exclusiva Clínica CALDA está especializada en programas personalizados de rehabilitación de la salud mental, incluido el tratamiento de los problemas derivados del abuso narcisista. Este blog muestra algunas de las señales a las que hay que prestar atención y ofrece orientación sobre lo que hay que hacer.

Entonces, ¿cómo sé si tengo un narcisista en mi vida?

¿Qué es el comportamiento narcisista?

Las primeras señales que indican que su pareja, jefe o amigo es un narcisista serán probablemente sutiles. Al principio, le colmarán de elogios y, si es una relación sentimental, de amor. La relación puede parecer demasiado perfecta. Cuando empiezan a aparecer las primeras grietas, el comportamiento puede manifestarse como un arrebato ocasional de ira, o podrá notar que la persona es incapaz de aceptar comentarios o críticas de cualquier tipo. También puede empezar a hacer comentarios negativos sobre su aspecto o comportamiento.

Los narcisistas suelen ser dominantes y le dictan qué debe hacer, a dónde ir e incluso cómo debe vestir. Esto aparecerá poco a poco conforme la relación avance. El narcisista con el que vive comenzará a desestimar sus necesidades y si trata de razonar con él, le menospreciará, diciendo cosas como: “eres muy exagerado/a” o “qué tonterías dices”. Sus sueños, ideas y necesidades no le importan en absoluto, porque carecen de la capacidad de preocuparse y son incapaces de sentir empatía por usted.

Los narcisistas tienen un aire de prepotencia. Se comportan como si tuvieran derecho a todo, esperan constantes elogios y se creen superiores. Pueden ser mezquinos y arrogantes, esperando que la gente se una a ellos. Cuando una persona narcisista no consigue lo que quiere, se vuelve impaciente, desagradable y furiosa. Un narcisista se siente fácilmente despreciado y suele estar de mal humor. Nunca sentirá que haya un problema con su propio comportamiento: la culpa siempre es de los demás.

Un narcisista no tiene ningún problema en destruir relaciones de forma abierta y temeraria.

¿Por qué las personas son narcisistas?

El profesor Vaknin describe al narcisista como un “ensamblaje de personalidades en un solo cuerpo”.2 Es imposible descifrar a un narcisista dado que los comportamientos oscilan entre dos espacios. Aunque el narcisista puede parecer impredecible, insondable y complejo, en realidad, dice Vaknin, son en realidad “una máquina binaria muy simple” con “el comportamiento de un niño de dos años”.

Esto, explica Vaknin, es consecuencia de una crianza que no permitió al niño separarse adecuadamente de su madre. Este niño ha sido incapaz de asumir la realidad e “individualizarse”. Los narcisistas se desarrollan así porque han tenido una infancia emocionalmente dolorosa, negligente o incluso han sido víctima de abusos.

Las relaciones de los narcisistas suelen basarse en atributos superficiales, como la belleza, el poder y la riqueza. El narcisista quiere rodearse de personas que se alineen con su imagen grandiosa, por lo que suele sentirse atraído por personas de carácter fuerte. Al principio, el narcisista idealizará a su pareja, poniéndola en un pedestal, trayéndola a su espacio de fantasía compartida. Les atraen las personas que se reflejan bien en sí mismas, ya que les gusta presumir. Al principio, un narcisista se mostrará simpático y encantador.

Conforme se va desarrollando la relación (cuando el período de luna de miel ya haya terminado), el narcisista se vuelve desilusionado, inestable y agresivo. Cuando el comportamiento del narcisista da un vuelco, buscará destruir los talentos y bondades que al principio admiraba. En esta etapa, el narcisista se encuentra en lo que Vaknin describe como “el espacio narcisista patológico”. Es entonces cuando el narcisista se desenmascara. Puede volverse verbalmente abusivo, manipular, chantajear emocionalmente y hacer luz de gas (una forma de manipulación mental). Pueden retener dinero, privar de sexo, negar la comunicación o cualquier cosa que haga que su víctima se sienta emocionalmente inestable.

¿Cuál es el impacto del abuso narcisista?

Los narcisistas pueden ser difíciles de detectar; son manipuladores y explotadores, y muchos no muestran un comportamiento narcisista extremo. En otras palabras, muchos no son narcisistas “de manual”. Pero, como nos recuerda Vaknin, los narcisistas están por todas partes. Según Vaknin, han llegado a la cima en todos los aspectos de la vida: desde la política hasta el mundo del espectáculo, las fuerzas del orden, los medios de comunicación, el poder judicial e incluso el clero. Todo el mundo conoce a algún narcisista.

Esto tiene un impacto mayúsculo, ya que ahora hay numerosas víctimas del abuso narcisista, incluso en las altas esferas de la sociedad.

Entonces, ¿cuál es el impacto para quienes lo sufren?

El abuso narcisista es en gran parte emocional, pero también puede implicar abuso físico y sexual. Como en cualquier relación abusiva, el agresor desgasta a la víctima. El daño emocional constante durante un largo período de tiempo puede hacer que las víctimas desarrollen un trastorno de estrés postraumático (TEPT). Se ha demostrado que este estrés traumático persistente tiene un impacto fisiológico real en el cerebro, dañando la capacidad de pensar con claridad y afectando negativamente a la capacidad de aprendizaje.3

El constante desprecio que le inflige un narcisista deja a la víctima con poca confianza y baja autoestima. Imagine cómo se siente alguien a quien le dicen constantemente que se equivoca.

Entre los problemas a corto plazo, nos encontramos que conforme el cuerpo interioriza el estrés, este puede provocar síntomas físicos, como dolores corporales, dolores de cabeza y problemas digestivos.

Los síntomas a largo plazo pueden incluir problemas cognitivos, conductuales y emocionales. Por ejemplo: confusión, pesadillas, dificultad en el raciocinio, problemas de atención, mala resolución de problemas y toma de decisiones, mala memoria, desorientación, sensación de retraimiento, nerviosismo, incapacidad para descansar, antisocialidad, hiperalerta, sensación de miedo, culpa, vergüenza, irritabilidad, ansiedad, depresión, enfado o agobio.

¿Qué se puede hacer?

El primer paso, y es algo importante, es entender que el impacto del abuso narcisista es complejo y puede ser profundo. Pero no tema, podrá prosperar después del abuso narcisista, con la ayuda adecuada.

Algunas víctimas de abuso narcisista tratarán de cambiar al narcisista, de ayudarla, pero esto es en vano. Los narcisistas no tienen ningún deseo de cambiar y reaccionarán al mundo acorde a la visión distorsionada que tienen de sí mismos y del mundo. Se creen perfectos y no pueden entender por qué hay quienes no los ven como personas fabulosas, inteligentes, brillantes, etc.

Para aquellos que todavía están en una relación con un narcisista, no es fácil desprenderse. Vivir en una relación narcisista es como andar por un campo de minas. Pero escoger la vía de no oponer resistencia y permanecer en esta relación acaba pasando factura. Si intenta marcharse, puede que le rueguen que no lo haga y que le colmen de regalos, sin embargo debe saber que un narcisista siempre volverá a sus formas abusivas.

Sin embargo, puede recuperar el control. Tendrá que confiar en amigos o familiares cercanos para que le ayuden a elaborar un plan de salida. Cuando se distancie de su agresor, lo mejor es no tener ningún contacto, aunque esto puede complicarse si tienen hijos juntos. En ese caso, limite las conversaciones a lo estrictamente necesario y evite las conversaciones triviales. Esto es fundamental si quiere superar una relación tan tóxica.

Es extremadamente dolorosa la recuperación del abuso narcisista. La terapia podrá ayudarle a procesar y a recuperarse del trauma, enseñándole habilidades de afrontamiento y permitiéndole establecer límites y comunicarse eficazmente en el futuro.

Es importante que elija una clínica o un terapeuta con experiencia en el tratamiento de este tipo de traumas.

La Clínica CALDA

La Clínica CALDA es una institución privada suiza especializada en programas de rehabilitación para la salud mental de VIPs, UHNWIs (personas de alto nivel adquisitivo, por sus siglas en inglés) y diversas personalidades. El Concepto CALDA, único en su género, garantiza una medicina de precisión a medida y un apoyo individualizado de primera calidad, que incluye asesoramiento individual y psiquiatría de vanguardia administrada por un equipo y una red de expertos altamente cualificados. El Concepto CALDA está muy bien considerado como un tratamiento eficaz para el abuso narcisista.

Si desea saber más sobre el Concepto CALDA, póngase en contacto con nosotros personalmente. La discreción absoluta, la confianza y la humanidad tienen la máxima prioridad en CALDA. Todos los clientes de CALDA son pagan por su propia cuenta, sin depender de agentes externos, por lo que garantizamos el más absoluto secreto.

Fuentes de referencia

  1. Prof. Sam Vaknin, YouTube,
  2. Prof. Sam Vaknin, 23 Sept 2021, YouTube: Narcissist: From Mommy-Partner to Fantasy World – And Back
  3. Shirley Davis, CPTSD Foundation, 22 Jun 2020: The Neuroscience of Narcissism and Narcissistic Abuse