Salud masculina: la relación entre la riqueza, el éxito y el consumo excesivo de alcohol

Calda Excessive Alcohol Consumption
Author: Claudia M. Elsig, MD

Cuando pensamos en personas de alto poder adquisitivo, la imagen que nos suele venir a la cabeza es la de un hombre elegantemente vestido en su lujoso yate con un vaso de whisky en la mano. Es un cliché, pero se acerca peligrosamente a la realidad.

Existen investigaciones que demuestran que cuanto más éxito se tiene, más se bebe, y que los hombres beben casi el doble que las mujeres. Un estudio noruego que abarca 30 países europeos confirmó que, de todos los grupos socioeconómicos, los ricos son los que más beben.1

Con motivo de la Semana Internacional de la Salud Masculina, este blog examina la relación que muchos hombres ricos y exitosos tienen con el alcohol, y el devastador impacto que puede tener en la salud.

La realidad del alcoholismo y la riqueza

Bastantes hombres famosos han tenido problemas de alcoholismo. Elton John, Ben Affleck, Bradley Cooper, Daniel Radcliffe y Ewan McGregor son algunos ejemplos de personas de alto perfil que han luchado contra la adicción, en algunos casos, públicamente.

Más recientemente, el caso de difamación de Johnny Depp contra Amber Heard puso al descubierto el abuso de drogas y alcohol de Depp. También Amber Heard, según hemos sabido, ha padecido ansiedad y adicción.

Aunque este blog se centra en la salud de los hombres, también hay que reconocer que las mujeres ricas y poderosas también son susceptibles de tener problemas con el alcohol.

Dentro de los ricos, no solo los que están en boca de todos son los que caen en el consumo excesivo y prolongado de alcohol. En la vida privada de todas estas personas, el poder adquisitivo facilita la proliferación de las adicciones, ya que esta es más accesible. 

El alcohol está omnipresente en la provocativa serie de Netflix “Succession” que representa las relaciones de una familia muy rica, pero altamente disfuncional. Por supuesto, la serie es ficticia, pero las complejas relaciones de los ricos con las drogas y el alcohol en la vida real se retratan con precisión.

Entonces, ¿por qué el alcoholismo es tan frecuente entre los ricos?

Al parecer, el poder económico tiene un coste psicológico. En 2016, la CNN informó de que los niños que crecían en hogares ricos eran más propensos a sufrir ansiedad y depresión.2

En un artículo conjunto, Suniya Luthar, profesora de psicología de la Universidad Estatal de Arizona, y Barry Schwartz, profesor de psicología del Swarthmore College, destacaron que cada vez hay más pruebas de que los hijos de los ricos son “cada vez más problemáticos, imprudentes y autodestructivos”.2

El dicho de que el dinero no da la felicidad parece que es muy cierto en estos casos.

El estilo de vida de los más ricos puede ser problemático: la industria a la que están vinculados, la presión de los compañeros, del trabajo, los eventos sociales, la gran riqueza, etc. Hacen que el alcohol esté muy a mano, y el coste de los alcoholes más caros también sirve para demostrar el alto estatus.

Los whiskys finos y raros cuestan millones de dólares. Una botella de Isabella’s Islay, por ejemplo, es el whisky más caro que se puede comprar con dinero, ¡y cuesta nada menos que 6 millones de dólares!3

El lado oscuro del éxito

Muchos ven la riqueza como una bendición, pero para algunos puede llegar a ser una maldición. El alcoholismo y otras adicciones parecen exacerbarse entre los más ricos. Esto no quiere decir que las adicciones no sean también un problema en otros grupos socioeconómicos, sino que las causas provienen de un lugar diferente.

La presión para mantenerse en la cima obliga a muchas personas de éxito a convertirse en alcohólicos funcionales. Algunas de las razones por las que esto puede ser así son:

Separación de los padres

Muchos niños de familias muy ricas crecen al cuidado de niñeras y, cuando tienen edad suficiente, son enviados a un internado. La presión en el entorno del internado para beber hasta la embriaguez es enorme, especialmente en los colegios para chicos.

En estas familias, mientras los niños crecen, los padres suelen estar ocupados con el trabajo, los viajes y la asistencia a eventos sociales exclusivos. Los sentimientos de soledad y abandono son comunes en los niños que experimentan este tipo de educación. 

Las investigaciones demuestran que, en muchas familias adineradas, el abandono casi total de los jóvenes es habitual y tiene graves ramificaciones.4 Cuando los niños se convierten en adolescentes, el alcoholismo y el abuso de sustancias pueden convertirse con demasiada facilidad en la muleta utilizada para suprimir los sentimientos incómodos o para escapar de la ansiedad y la depresión.

La presión de los logros

En las familias de gran éxito y riqueza suele existir la expectativa de alcanzar metas y mantener el rico linaje de la familia. Puede haber una presión extraordinaria sobre uno o dos individuos de la familia.

No es de extrañar que algunos en esta situación recurran a las drogas o al alcohol para hacer frente a la situación, sobre todo porque la gran riqueza hace que sea fácil de conseguir.

Estrés

En una situación en la que la riqueza se amasa más allá de la comprensión de la gente común, puede parecer que hay poco por lo que sentirse estresado. Pero el miedo a perder tal riqueza, poder y estatus tiene su propio conjunto de problemas, que a menudo causan niveles extremos de estrés y ansiedad.

Las personas más expuestas también pueden preocuparse por la percepción pública. Esto también puede resultar agobiante. Y para las personas ricas que no necesitan trabajar, la falta de un propósito vital puede ser la causa de una profunda infelicidad. 

Cómo identificar los síntomas de un alcohólico de alto funcionamiento:

  • Una copa nunca es suficiente
  • Se termina las bebidas que le sobran a sus amigos y familiares
  • Esconde el alcohol: tiene un alijo secreto en el cajón del escritorio o en la guantera del coche
  • Se vuelve hostil y discute cuando no puede conseguir una bebida
  • Renuncia a las comidas por el alcohol y siempre bebe con las comidas
  • Bebe solo
  • Parece que ya no tiene resaca: ha desarrollado una tolerancia
  • Experimenta desmayos

Beber en exceso tiene un precio

Las personas que beben en exceso corren el riesgo de sufrir una serie de problemas de salud.

El alcoholismo tiene tres fases principales. En las primeras fases, cuando el consumo de alcohol de una persona aumenta, la bebida pasa de ser algo que se disfruta en ocasiones sociales a beber todos los días. 

En esta fase, todo parece normal por fuera, pero el alcohol empieza a causar estragos por dentro. Por ejemplo, el hígado empieza a descomponer el alcohol con más facilidad para hacer frente a la situación. Se producen cambios químicos en el cerebro.

Al principio, estos cambios permiten una mayor tolerancia al alcohol. Pero esto suele llevar a beber más. 

El consumo excesivo y persistente de alcohol provoca una acumulación de grasa en el hígado. Más del 90% de los alcohólicos desarrollan una enfermedad del hígado graso.5 De nuevo, en esta fase puede no haber síntomas externos y el daño suele ser reversible si la persona puede dejar de beber.

A medida que el alcoholismo avanza, la dependencia aumenta. Al dejar de beber, la persona puede experimentar síntomas de abstinencia, como temblores, sudoración excesiva, náuseas, vómitos e insomnio.

Durante esta fase, muchos hombres se enfadan o se vuelven irascibles y no pueden enfrentarse a sus hábitos de consumo de alcohol. Sin embargo, comenzarán a tener peor apariencia y sentirse mal. 

En sus últimas fases, el alcoholismo conduce a consecuencias más graves, como la hepatitis relacionada con el alcohol y el daño permanente en el hígado. La cirrosis hepática es un daño irreversible de los tejidos que puede causar la muerte. Entre el 60 y el 90% de las personas con cirrosis alcohólica mueren a causa de su enfermedad hepática.6

Recuperarse es posible

La adicción al alcohol es un problema grave. Desgraciadamente, en muchos casos, el individuo negará su problema con el alcohol, y hará falta una crisis o un familiar decidido para animar a la persona a buscar ayuda.

Incluso después de haber ganado esa batalla, no es fácil encontrar un centro de terapia y/o un terapeuta con un profundo conocimiento de la vida de una celebridad, de alguien con poder empresarial o político o que tenga una enorme riqueza. La discreción y la privacidad son vitales para la rehabilitación.

En CALDA, nuestro equipo de más de 40 terapeutas, especialistas y expertos médicos tiene un profundo conocimiento de las tensiones únicas que experimentan las personas más ricas del mundo.

La adicción al alcohol es solo la punta del iceberg. Nuestro programa descubre y trata todos los problemas subyacentes, que suelen provenir de negligencias y traumas emocionales.

Nuestro programa completo (recomendado para el tratamiento de la adicción) se basa en el Concepto CALDA, un enfoque holístico que abarca múltiples disciplinas. Incluye estrategias de tratamiento innovadoras para superar fenómenos como el trauma y la adicción. 

Desarrollamos un programa de tratamiento personalizado basado en los resultados de nuestros diagnósticos integrales e interdisciplinarios. Los programas, basados en estrategias de tratamiento probadas, incluyen psiquiatría y psicoterapia, medicina ortomolecular y terapias alternativas y complementarias.

En nuestras residencias, hemos creado un ambiente para que se sienta como en casa, con instalaciones elegantes, amplias y serenas. También se incluye un servicio completo de primera calidad con mayordomo, chef y servicio de limusina de lujo con chófer.

Con la ayuda adecuada, cualquiera puede liberarse de la adicción. Si usted o un miembro de su familia necesita ayuda, póngase en contacto con nosotros. Estaremos encantados de responder a sus preguntas. Tenga la seguridad de que trabajamos con nuestros clientes de uno en uno, con absoluta discreción y confidencialidad.

Fuentes/Referencias

  1. Norwegian University of Science and Technology. 11 mayo 2017. Who in Europe drinks the most? The rich. ScienceDaily. [Visitado el 14 de junio 2022] 
  2. Wallace, K. 9Jan2016. Believe it or not, there are challenges to growing up wealthy. CNN Health. [Visitado el 14 de junio 2022]
  3. Website: LUXHABITAT Sotheby’s. Top 10 most expensive whiskey in the world in 2021. [Visitado el 15 de junio 2022]
  4. Luthar S. S. (2003). The culture of affluence: psychological costs of material wealth. Child development, 74(6), 1581–1593.
  5. Página web: Drinkaware. Alcohol-related Liver Disease. [Visitado el 15 de junio 2022]
  6. Morgan MY. 1994. The prognosis and outcome of alcoholic liver disease. Alcohol Suppl.2:335-43.