Depresión posparto

Página de inicio Depresión posparto
Espectro de tratamiento: Depresión posparto

¡El bebé está aquí! Todos son felices y como madre ¿debería ser usted la más feliz de todos? Pero ocurre exactamente lo contrario: se siente triste, sin energía, agotada y la situación le supera. Se siente culpable por no poder entregarle a su hijo la cantidad de amor que desea. ¿Quizás incluso se siente como una “mala” madre? ¿Está avergonzada y no entiende lo que le sucede? Entonces puede estar sufriendo de una depresión posparto. Una enfermedad que se puede tratar muy bien y en la que usted de ninguna manera está sola.

 

¿Qué es una depresión posparto?

La depresión posparto es la enfermedad mental más común después del parto. Aproximadamente una de cada siete a diez mujeres después de dar a luz lo padece. Durante los dos primeros años después del nacimiento del niño, hay episodios depresivos de larga duración que se caracterizan por tristeza, apatía y sentimientos de culpa. El entorno inmediato a menudo muestra poca comprensión frente al trastorno. Una madre que no puede desarrollar sentimientos por su hijo se considera un tabú. Por lo tanto, muchas afectadas sufren en silencio por vergüenza. Se descuidan a sí mismas y a sus bebés o solo cuidan al niño de forma mecánica. Esto indiscutiblemente puede conducir a trastornos del apego y a problemas de conducta en el niño. Además, si no se trata, el nivel de sufrimiento de las afectadas se agudiza y  con el tiempo sigue empeorando. En el peor de los casos, este trastorno puede llevar al suicidio o al suicidio a largo plazo, en el que la madre ya no ve una salida y decide suicidarse o matar al niño y suicidarse.

 

Depresión posparto: indicaciones importantes 

La depresión posparto es una enfermedad mental que debe tomarse muy en serio. Por regla general, surge lentamente y está estrechamente relacionada con el momento del nacimiento. Dependiendo de la gravedad de la depresión y la gravedad de los síntomas, se pueden distinguir básicamente tres tipos: 

-Tristeza posparto– también llamada “baby blues”.

-Depresión posparto

-Psicosis posparto

 

Tristeza posparto: ¿Qué es el baby blues? 

Unos días después de dar a luz, aproximadamente en el momento en el que sale la leche materna, entre el 50 y el 80 por ciento de todas las madres desarrollan un estado de ánimo bajo después del parto, la llamada tristeza posparto o “baby blues”. Se experimentan leves alteraciones psicológicas y sensibilidades como tristeza, miedo al fracaso, llanto frecuente, problemas para dormir y agotamiento. Este periodo de días de tristeza suele ser de corta duración. La tristeza posparto se considera la forma más leve de depresión posparto.  Esta es causada principalmente por la fuerte disminución de hormonas de estrógeno y progesterona inmediatamente después del nacimiento. El estrógeno en particular tiene un efecto estabilizador y  antidepresivo en el cerebro. Luego están los cambios en la vida cotidiana y en la relación de pareja que trae consigo la llegada de un bebé, así como la falta de sueño. Cuando el nivel de hormonas en el cuerpo se ha estabilizado nuevamente después de unas horas  o unos días y la vida cotidiana con el bebé se vuelve más rutinaria, los síntomas de la mayoría de las mujeres desaparecen rápidamente por sí solos. Por lo general, no se requiere terapia. En esta sensible  fase, resultan particularmente útiles la información de apoyo y los consejos del médico tratante o de la partera, así como la comprensión y el apoyo de la pareja y otras personas cercanas.

 

¿Qué es una depresión posparto?

Sin  embargo, si los síntomas persisten por más de dos semanas y se agudizan, o si síntomas similares reaparecen de forma persistente durante los dos primeros años después del parto, puede tratarse del inicio de una depresión posparto. Alrededor del 10 al 15 por ciento de las madres después de dar a luz desarrollan depresión posparto. La depresión posparto es un trastorno mental muy grave. Suele desarrollarse de forma insidiosa. Los primeros síntomas suelen aparecer alrededor de 4 a 6 semanas después del nacimiento. No obstante, estos también pueden presentarse más tarde, hasta dos años después del nacimiento.

Debido a que las madres afectadas no pueden desarrollar sentimientos positivos por su bebé y cuidar al niño con cariño como resultado del trastorno, a menudo desarrollan fuertes sentimientos de culpa. Se sienten extremadamente avergonzadas, se perciben a sí mismas como malas madres y ocultan sus sentimientos al mundo exterior. Con frecuencia ​​se aíslan y solo unas pocas encuentran el coraje de contar a otras personas sobre su situación. Como resultado, la depresión posparto por lo general se identifica muy tarde o, en ocasiones, no se llega a identificar en absoluto.

A diferencia de la tristeza posparto, la depresión posparto no desaparece por sí sola. Puede tener efectos graves en la salud de la madre y del bebé. Razón por la cual, siempre debe ser tratada por un especialista.

 

¿Cuáles son los síntomas de una depresión posparto?

Los síntomas más comunes de la depresión posparto son

  • Tristeza persistente
  • Llanto frecuente
  • Trastornos del sueño
  • Sentimiento de vacío interior
  • Ansiedad
  • Actitud excesivamente exigente
  • Dudar de sí misma
  • Problemas de concentración
  • Dolencias psicosomáticas como dolores de cabeza, mareos, problemas cardíacos, etc.
  • Pérdida del apetito
  • Falta de deseo sexual
  • Indiferencia
  • Descuido personal
  • Falta de empatía hacia el bebé.
  • Vergüenza – sentimientos de culpa
  • Aislamiento y soledad

 

Psicosis posparto: ¿Qué es?

La psicosis posparto es la forma más grave de depresión posparto y ocurre muy pocas veces. Alrededor del 0,1 al 0,3 por ciento, es decir de una a tres de cada mil madres, se ven afectadas. Se trata de una depresión grave en la que, además de los síntomas de la depresión posparto, también se observan características de una psicosis. Esto incluye cambios en la personalidad y el comportamiento que pueden representar un grave peligro para la madre y el bebé. Por lo tanto, la psicosis posparto es siempre una emergencia médica en la que la afectada debe ser internada lo antes posible.

 

¿Cuáles son los síntomas de la Psicosis posparto? 

Las primeras señales de una psicosis posparto suelen aparecer dentro de las primeras seis semanas después del parto. Además de los síntomas típicos de la depresión posparto, como profunda tristeza, indiferencia, falta de impulso, ansiedad, etc., se presentan también síntomas de una psicosis, dentro de los cuales se encuentran:

  • Delirios
  • Alucinaciones
  • Fuerte ansiedad
  • Inquietud
  • Confusión
  • Desorientación
  • Pensamientos obsesivos de hacerse daño a sí misma o al bebé
  • Pensamientos de suicidio

 

Causas de una depresión posparto

Todavía no se sabe con total seguridad como se origina una depresión posparto o una psicosis posparto, pero lo que sí es seguro es que no existe una única causa para este trastorno, sino que se trata de varios factores que deben confluir para que una depresión posparto se desarrolle. Entre tales factores se cuentan:

 

Factores biológicos de riesgo

  • Cambios hormonales

Los fuertes cambios hormonales después del parto son un factor importante en el desarrollo de la depresión posparto. La disminución drástica de la concentración de las hormonas sexuales femeninas de gestágenos y estrógenos tiene especial importancia,  dado que el estrógeno en particular tiene un efecto estabilizador y antidepresivo en el cerebro y la caída repentina de hormonas a menudo se ve reflejada en un estado de ánimo bajo.  La mayoría de las mujeres ya están familiarizadas con estos cambios de ánimo en una forma mucho más leve debido a los cambios hormonales durante el ciclo menstrual.

Las mujeres que son particularmente sensibles a los cambios hormonales, por ejemplo, si padecen síndrome disfórico premenstrual o que también reaccionan al uso de anticonceptivos hormonales con cambios de ánimo, tienen un mayor riesgo de desarrollar una depresión posparto.

  • Privación del sueño

El nacimiento y el cuidado posterior de un bebé son extremadamente agotadores. Muchas mujeres sufren una privación masiva del sueño, lo que puede provocar un agotamiento físico y mental, así como desequilibrios metabólicos. Además, son frecuentes las incertidumbres y las exigencias excesivas debido a la nueva situación, el nuevo rol como madres, el cambio que implica para la relación de pareja y la preocupación constante por hacer todo de la mejor manera posible.

 

Condiciones preexistentes como factores de riesgo 

Las enfermedades mentales previas y la depresión, la psicosis y los trastornos de ansiedad durante el embarazo también se consideran factores de riesgo importantes. Según un estudio realizado en el año de 20061) las mujeres que han sufrido una depresión durante el embarazo y que no ha sido tratada, tienen 7 veces más riesgo de desarrollar una depresión posparto después de dar a luz.

1)Ross LE, McLean LM, Psych C. Anxiety disorders during pregnancy and postpartum period: a systematic rewiew. Depression 2006; 6: 1-14

 

Factores sociales de riesgo

Como factores de riesgo para el desarrollo de una depresión posparto también pueden contarse el escaso apoyo de la pareja y del entorno social, la violencia doméstica, una separación o divorcio previo, un embarazo no deseado, partos de gemelos y múltiples, así como también las complicaciones de salud del niño o los niños excesivamente llorones.

 

Traumas como factor de riesgo

Una experiencia de parto traumática, experiencias traumáticas y descuidos en la propia infancia, la muerte de un ser querido durante el embarazo, así como otras tensiones y eventos críticos de la vida pueden promover el desarrollo de la depresión posparto.

 

Depresión posparto: consecuencias para la madre y el niño

Una madre que no puede alegrarse por su hijo todavía se considera un tabú en la sociedad. Las madres afectadas a menudo no se atreven a hablar de sus problemas y en consecuencia, el cuadro clínico de la depresión posparto  suele identificarse tarde y, por lo mismo, se trata tarde. Esto crea un alto y persistente nivel de sufrimiento para la madre, que en el peor de los casos puede conducir al suicidio o incluso al suicidio a largo plazo. El niño puede experimentar trastornos del sueño, retraso del crecimiento, síndrome de confusión del pezón, problemas de conducta y trastornos del apego. Con el tiempo, también pueden ocurrir alteraciones en el desarrollo emocional y cognitivo del niño, que pueden afectar la edad adulta.

 

Trastornos asociados a la depresión posparto

Además de la depresión posparto o junto con esta pueden presentarse otras enfermedades de orden psicológico, entre las cuales se cuentan:

 

Trastornos de Ansiedad

Además de los miedos generales, a menudo existen miedos exagerados sobre el bienestar del bebé, así como miedos intensos y dudas acerca de poder cuidar al niño adecuadamente. Además, también pueden darse ataques de pánico.

Trastorno Obsesivo Compulsivo

En relación con la depresión posparto, no son poco frecuentes las acciones compulsivas con la limpieza y desinfección y se dan también obsesiones aterradoras en las que se atenta contra la propia vida y la del niño.

 

Terapia: ¿Cómo se trata una depresión posparto?

El cuadro clínico de la depresión posparto es extremadamente complejo, por un lado están las causas y la gravedad del trastorno, pero por otro lado, también están los síntomas y enfermedades concomitantes. Lo que dificulta la terapia es que no solo hay que tratar a la madre afectada, sino que sobre todo se debe mejorar y normalizar la relación con el niño. La medicina convencional aconseja el uso de psicoterapia, apoyo y alivio en la vida cotidiana, así como el uso de psicofármacos.

Sin embargo, el uso de medicamentos puede ser problemático para las madres lactantes porque una gran proporción de los ingredientes activos puede pasar al niño a través de la leche materna.

 

¡Nosotros le ofrecemos una alternativa!

 

El programa CALDA para la Depresión posparto es un programa especialmente desarrollado para mujeres que padecen depresión posparto en el que, siempre que sea posible, se trabaja sin el uso de medicamentos psicotrópicos.

 

Concepto CALDA: ¡Le ayudamos a volver a disfrutar del tiempo con su bebé!

 

Como cliente de la Clínica CALDA, por supuesto, puede traer a su bebé en cualquier momento. Eso es especialmente aconsejable. Todas nuestras lujosas residencias están óptimamente preparadas para las necesidades especiales de madres con niños. Durante toda la estadía, su hijo será cuidado y atendido con cariño las 24 horas del día por una enfermera pediátrica especialmente capacitada, mientras usted recibe la terapia individualizada 1: 1 de acuerdo con el Programa CALDA para la Depresión posparto.

Se trata de una terapia personalizada y altamente efectiva que tiene una orientación holística: esto significa que usted es tratada según los métodos científicos de la medicina tradicional, a su vez combinados con los métodos de curación especialmente probados de la medicina complementaria, la medicina tradicional china (MTC) y la medicina ortomolecular.

 

¡Su bebé siempre está con usted!

 

Naturalmente, siempre que sea posible, incluimos a su bebé en la terapia o la ajustamos en consecuencia. De esta manera, el vínculo afectivo entre usted y su hijo puede mejorar y ser más profundo y duradero.

 

Su ventaja: el tratamiento con el revolucionario Concepto CALDA funciona de manera muy eficaz en diferentes niveles del organismo y está particularmente orientado hacia la solución. Como resultado, se pueden lograr resultados asombrosos en poco tiempo, y lo mejor ¡generalmente sin el uso de psicofármacos!

 

El Concepto CALDA

Nuestro lema y nuestra promesa: 

¡Tratamos las causas, no los síntomas!

¡Siempre que sea posible, trabajamos sin psicofármacos!

Dedicamos nuestro tiempo y nuestro completo know-how exclusivamente a un solo cliente.

 

El Concepto CALDA: la base de toda terapia es el diagnóstico correcto

La base de cada tratamiento según el Concepto CALDA es un diagnóstico completo y extremadamente detallado. Ésta es la única manera de descubrir meticulosamente y tratar específicamente las causas subyacentes y los contextos de la enfermedad, que de otra manera, lamentablemente, a menudo permanecen ocultos.

 

El Concepto CALDA: ¡Nuestra experiencia al servicio de su salud!  

Aquí puede leer todas las ventajas, contenidos y procesos del Concepto CALDA.

Aquí también puede conocer de forma más detallada sobre los contenidos de los diferentes programas del Concepto CALDA.

 

Si presenta síntomas de una depresión posparto le recomendamos tomar el Programa CALDA de depresión posparto.