Los problemas de salud mental de las personas de alto patrimonio neto (UHNWI) vistos desde dentro

Inside the Mental Health Problems of UHNWIS
Author: Claudia M. Elsig, MD

Puede que sea un dicho antiguo, pero lo de que “el dinero no compra la felicidad” es cierto, no importa cuánto se tenga. Una gran riqueza implica una gran responsabilidad y unas expectativas desbordantes. Ser superrico puede que sea el sueño de muchos, pero la riqueza extraordinaria implica una serie de retos y factores de estrés también extraordinarios.

La vida de multimillonario no es tan sencilla como disfrutar de una vida lujosa con un equipo a su alrededor que lo haga todo por usted. Vivir en el mundo de los ultrarricos es complejo, y la salud mental suele ser la primera en verse afectada.

En este blog nos adentramos en los problemas de salud mental de los UHNWI (personas de alto patrimonio neto, por sus siglas en inglés).

Algunos datos sobre los multimillonarios

Los multimillonarios son una raza rara de individuos: los superricos representan solo el 1% de la población. Según Statista, casi la mitad de la riqueza acumulada en el mundo pertenece al 1% más rico.1

Según la 37ª Lista Anual de Multimillonarios de Forbes:

  • El 69% de los multimillonarios se convirtieron en ello por sí mismos, solo el 31% lo es por herencia.
  • La edad media de los multimillonarios es 65.
  • Muchos jóvenes se han hecho ricos rápido, incluso 15 personas que tienen 30 años o menos.
  • Hay más multimillonarios en Estados Unidos que en cualquier otro país, les siguen China, India, Alemania y Rusia en la lista.
  • Las personas con mayores fortunas siguen siendo, en su gran mayoría, hombes.2

La mentalidad de los multimillonarios que lo consiguieron por sí mismos

Dado que gran parte de los multimillonarios lo son por esfuerzo propio, es interesante tener en cuenta la mentalidad de estos individuos, especialmente cuando examinamos su salud mental y los problemas a los que son susceptibles.

Hay un conjunto único de características que define a los multimillonarios que se han hecho a sí mismos. Las personas de enorme éxito son impulsivas, tienen una ambición implacable y una sed de logros que supera con creces las aspiraciones de la persona media. Son personas que anhelan la grandeza. Cada una de sus acciones está impulsada por la intensidad.

En la mentalidad del multimillonario, hay una búsqueda incesante de objetivos y una determinación inquebrantable. Los retos se ven como montañas que hay que conquistar, y están dispuestos a hacer sacrificios. Asumen riesgos y no les asustan los fracasos, los cuales consideran necesarios para el éxito. Son pensadores independientes con pasión por aprender.

Aunque son enormemente importantes para el éxito, estas características no se limitan a los negocios, sino que se extienden a la vida cotidiana y a las relaciones. Algunos pueden encontrar un buen equilibrio en la vida incorporando ejercicio físico y prácticas de apoyo, como la meditación, el mindfulness y las técnicas de gestión del estrés, para mantener el bienestar mental y garantizar unas relaciones sanas.

Pero alcanzar este equilibrio no es fácil. Hay que reajustar y recalibrar constantemente las rutinas y trabajar las relaciones. Cuando la búsqueda del dinero y el éxito es una prioridad, si no se tiene cuidado pueden aflorar el agotamiento, la adicción, la depresión y otros problemas de salud mental.

El efecto de la riqueza en la salud mental

Muchos de los estilos de vida más prósperos vienen de la mano de traumas infantiles, adicciones y estados depresivos. La riqueza conseguida por uno mismo trae consigo una inmensa presión para seguir siendo rico y exitoso, mientras que las personas que crecen ricas y heredan fortunas pueden sufrir trastornos de apego y no tener verdaderos objetivos y propósitos en la vida.

Ser enviado a un colegio caro y estricto, por ejemplo, puede ser increíblemente traumático para un niño. El síndrome del internado está cada vez más reconocido. Lea más sobre el trauma infantil de los privilegios en nuestro blog sobre el síndrome del internado.

Como adultos, pueden tener la sensación de no tener nunca lo suficiente en ambos campos (la riqueza heredada y la autoproducida). Y para muchos, los sentimientos de culpa, la baja autoestima y el aislamiento están presentes en su vida desde que tienen recuerdos. A pesar de su riqueza, muchos multimillonarios sufren irritabilidad, insomnio, paranoia, depresión, ansiedad y ataques de pánico.

La personalidad de los superricos

Las personas muy ricas comparten algunos rasgos de personalidad. No todos, pero muchos son más propensos a la autopromoción, la frialdad emocional o la falta de empatía, la deshonestidad y la agresividad. El Dr. Steve Loughman, psicólogo social de la Universidad de Edimburgo, dice de los multimillonarios:

“Estas personas son buenas controlando sus emociones, tanto las positivas como las negativas, y tienden a ser menos reactivas emocionalmente al mundo que les rodea”.3

También señala que los multimillonarios se sienten cómodos con los conflictos. “Pueden desafiar a otras personas sin necesidad de caerle bien”.

Los ultrarricos también tienden a ser extrovertidos, y hay un alto nivel de narcisismo en este grupo socioeconómico (lea más sobre el trastorno narcisista de la personalidad más abajo). Elon Musk es un claro ejemplo. Tiene fama de ser un pésimo empresario con una conducta despótica. Es constante en una cosa, abandonar las normas y los principios.

Comportamientos destructivos, narcisismo y el lado negativo de asumir riesgos

En 2019 la CNBC informó de que uno de cada cinco líderes empresariales es psicópata.4 “Muchos de los rasgos de personalidad altamente aclamados, tales como la valentía y la asunción de riesgos, suelen coexistir con tendencias psicópatas.”

Los emprendedores asumen riesgos. Tienen que hacerlo. Se necesita un gran valor para aventurarse en territorios desconocidos y explorar oportunidades de las que otros podrían huir. Sin embargo, la asunción de riesgos, como rasgo de personalidad, plantea dificultades.

La búsqueda de emociones, la crueldad, la venganza y la falta de culpa son temas comunes en las personalidades perturbadoras y egoístas de las personas que asumen riesgos. Estos rasgos de personalidad les hacen más propensos a la adicción y a desdibujar su moral. 

La adicción al poder y al dinero es destacable, pero también tiene un lado oscuro. La adicción a las drogas, el alcohol y el sexo afecta mucho a las personas extremadamente ricas. La presión de grupo en los círculos de riqueza también puede afectar, obligando a las personas a adoptar comportamientos extravagantes y poco convencionales.

Los estudios de psicólogos especializados en personas de alto patrimonio neto (UHNWI) han demostrado rasgos de narcisismo, deseo de control, egocentrismo, falta de empatía y competitividad.

Síndrome de la riqueza repentina

No todos los multimillonarios se hacen a sí mismos. Algunos heredan la riqueza, lo que puede suponer enormes retos para dicha persona. Hacerse rico de repente crea serios problemas emocionales y financieros.

El síndrome de la riqueza repentina es un término acuñado por el psicólogo Stephen Goldbart tras descubrir que algunas personas tienen dificultades para adaptarse al cambio de circunstancias cuando se enriquecen de la noche a la mañana.5

Los problemas más comunes son el miedo y la paranoia, el gasto irresponsable, los comportamientos destructivos, los cambios en las relaciones, los problemas de confianza, el aislamiento y la soledad.

Lea más sobre el impacto de la riqueza repentina en la salud mental aquí.

Síndrome de acumulación patológica de dinero

Los superricos del mundo tienen dinero suficiente para llevar opulentos estilos de vida y, ADEMÁS, resolver todos los problemas globales. La impresionante cifra de 12 billones de dólares es la cantidad que está en manos de tan solo el 0,1% de los hogares más ricos.6 Así que, ¿qué es lo que se lo impide?

Los multimillonarios no acumulan efectivo; la mayor parte de su dinero está invertido en activos financieros y reales, como acciones, fondos de inversión, cuentas de jubilación y propiedades inmobiliarias. Pero los multimillonarios no lo serían si no tuvieran un problema de acumulación. El síndrome de riqueza excesiva existe. Es cuando una persona tiene una necesidad excesiva de mantener y adquirir más riqueza. Ninguna cantidad les parecerá suficiente.

Las investigaciones de Anthony Canale y Bradley Klontz, de la Universidad Estatal de Kansas, sugieren que la riqueza excesiva es una manifestación del trastorno de acaparamiento y que puede surgir de un instinto básico de supervivencia. 

“Los acaparadores pueden mostrar un comportamiento de ahorro excesivo, que se refuerza a través de sentimientos de placer asociados a las posesiones y al coleccionismo. Se ha sugerido que varios tipos de déficit contribuyen al acaparamiento: la forma de procesar la información, las creencias sobre el apego emocional a las posesiones, la angustia emocional y las conductas de evitación”.7

Basándose en investigaciones anteriores, Canal y Klontz señalan que los acaparadores tienen más probabilidades de haber sufrido acontecimientos traumáticos en su vida. Tradicionalmente, el acaparamiento se ha considerado un síntoma del trastorno obsesivo compulsivo (TOC) o del trastorno obsesivo compulsivo de la personalidad (TOCP). Sin embargo, Canale y Klontz sostienen que el acaparamiento puede ser un trastorno en sí mismo sin que una persona cumpla los criterios del TOC o del TPC.

Tratar los problemas de salud mental de los superricos

En CALDA, entendemos los retos y los problemas de salud mental propios de las personas de alto patrimonio neto. Nuestro dedicado equipo de especialistas psicoterapeutas y terapeutas complementarios tratan a los clientes uno a uno, para garantizar la mayor privacidad y discreción.

Estamos especializados en programas de rehabilitación para la salud mental y el tratamiento de los UHNWI. Ofrecemos asesoramiento individual, psiquiatría de vanguardia, medicina de precisión y apoyo personalizado de primera calidad. Nuestras residencias privadas se encuentran en Suiza, en la Costa Dorada de Zúrich, con vistas al lago de Zúrich.

Por favor, contacte con nosotros para ver cómo podemos ayudarle con un tratamiento hecho a medida para usted. Nuestra Directora Médica, la Dra. Claudia M. Elsig, estará encantada de hablar de nuestros programas con usted.

Referencias/fuentes:

  1. Statista. Share of the global wealth held by the richest percent from 2010 to 2022. [Visitado el 14 Mar 2024].
  2. Peterson-Withorn, C. 4 Apr 2023. Forbes’ 37th Annual World’s Billionaires List: Facts And Figures 2023. Forbes. [Visitado el 14 Mar 2024].
  3. Hughes, A. 30 May 2023. How to think like a billionaire: The personality traits and morality of the ultra-rich. BBC Science Focus [Visitado el 13 Mar 2024]
  4. Chamorro-Premuzic, T. 1 in 5 business leaders may have psychopathic tendencies—here’s why, according to a psychology professor. CNBC Make It. [Visitado el 13 Mar 2024]
  5. Scorsch III, I G. 6 Jul 2012. Too Much, Too Soon: How to Avoid Sudden Wealth Syndrome. Huffpost Website. [Visitado el 14 Mar 2024].
  6. Davis, A. 15 Jul 2020. America’s billionaires have a hoarding problem. Fortune. [Visitado el 14 Mar 2024].
  7. Canales, A & Klontz, B. Dec 2013. Hoarding Disorder: It’s More Than Just an Obsession – Implications for Financial Therapists and Planners. Journal of Financial Therapy. 4. 43-63. 10.4148/1944-9771.1053.